Las protecciones deportivas

Las rodilleras de neopreno son muy utilizadas por muchos halterófilos. Su función es ofrecer estabilidad a las rodillas. También mantienen calientes estas articulaciones durante el entrenamiento.

Muchos atletas optan por el uso de rodilleras sólo durante el dos tiempos y no en la arrancada. En el entrenamiento suelen ser restringidas para las sentadillas y las cargadas con grandes pesos. Cuanto más tiempo pueda entrenar el halterófilo sin ellas, más fuertes y flexibles se volverán las rodillas.

En las rodillas se pueden llevar manguitos o vendas de una pieza sin refuerzos en las rodillas, siempre que midan menos de 30 cm.

Otro tipo de protección comúnmente empleado por los levantadores son las muñequeras de gasa. También son utilizadas con la finalidad de mantener el calor y estabilizar las muñecas. No deben ceñirse demasiado para no limitar la movilidad de la muñeca y la mano, lo que impediría una correcta posición de la barra por encima de la cabeza.

Los vendajes de las manos con esparadrapo buscan prevenir lesiones o proteger las ya existentes. Vendar las partes de las manos que padecen más fricción disminuye el riesgo de rotura de callosidades y puede mejorar el agarre. El vendaje del pulgar reduce mucho el dolor al realizar el agarre gancho.

Es fundamental emplear esparadrapo elástico si se van a proteger las articulaciones de las manos para facilitar el movimiento articular normal.

En las muñecas las vendas se podrán llevar siempre que midan menos de 10 cm de ancho. Se puede usar esparadrapo en las muñecas para proporcionar mayor sujeción en caso de existir lesiones y para limitar su extensión cuando la barra se sostiene por encima de la cabeza.

Se pueden llevar tiritas en las manos y los dedos. Se pueden poner en la muñeca, pero nunca deben sobresalir más allá de las yemas de los dedos.

Jamás se podrán llevar vendajes de tela ni esparadrapo en los codos, los muslos, las espinillas y los brazos. La excepción a esta norma son las vendas puestas por el personal de la competición para cubrir hemorragias.

Sólo se podrá tener un único tipo de vendas en una parte del cuerpo. Por ejemplo, no se puede llevar cinta adhesiva en las muñecas y luego cubrirla con vendas.

BIBLIOGRAFÍA

Everett, G. (2015). Halterofilia. Guía completa para deportistas y entrenadores (1ª ed.). Barcelona: Paidotrobo.

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 1 votes