El soporte para sentadillas

Los soportes para sentadillas están diseñadas para practicar ejercicios como sentadillas, press y jerk. De esta manera es posible trabajar con grandes cargas sin tener que levantar primero el peso del suelo.

Podemos encontrar soportes de una sola unidad o fabricadas con dos postes individuales. El primer diseño confiere mayor estabilidad, mientras que los postes individuales permiten ahorrar espacio en su almacenamiento.

El soporte para sentadillas debe ser de una calidad que no permita dudar al atleta si ésta soportará la barra tras finalizar una sentadilla con un peso extremadamente grande.

Otras características que hay que tener en cuenta son las alturas regulables posibles, el mecanismo de ajuste de la altura y la anchura, y la forma del soporte. Hay que buscar un soporte que se ajuste con facilidad y sin peligro alguno.

Los soportes presentan pilares de distinta forma para la barra de pesas. Normalmente son de base plana con un dorso vertical alto y la parte delantera baja e inclinada hacia delante.

Existe otra opción a los soportes para sentadillas, que son los soportes de potencia. El inconveniente de este tipo de soportes es el espacio que ocupan. Los soportes de potencia permiten la práctica de más ejercicios, por lo que si el espacio y el dinero lo permiten, son una buena alternativa. En cambio si el espacio y el presupuesto están limitados, deberemos decidirnos por un soporte para sentadillas.

BIBLIOGRAFÍA

Everett, G. (2015). Halterofilia. Guía completa para deportistas y entrenadores (1ª ed.). Barcelona: Paidotrobo.

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 1 votes