El reglamento de competición

Las competiciones de halterofilia siguen el siguiente procedimiento: el levantador intenta realizar tres arrancadas y tres dos tiempos, tratando de levantar tanta carga como sea posible en cada levantamiento.

En los siguientes enlaces podrás acceder al reglamento técnico de competición establecido por la Federación Internacional de Halterofilia (IWF) y al reglamento para los campeonatos de España y las ligas nacionales implantado por la Federación Española de Halteroflia.

Previamente a los levantamientos se realiza el pesaje para clasificar a los atletas según la categoría de peso. Suele realizarse unas dos horas antes de la primera sesión. Durante este tiempo, los participantes informan al juez de la carga con que pretenden empezar sus levantamientos en arrancada y dos tiempos.

Siempre que haya suficientes levantadores, cada categoría llevará a cabo sus levantamientos en una sesión propia. Cuando no es posible reunir a suficientes participantes para hacer esto, como suele ocurrir en competiciones locales, se combinan todas las categorías formando una sola para cada sexo.

Los levantadores siguen un orden que va acorde a un número de cuatro cifras que determina la siguiente prioridad:

  1. El peso que quiere levantar.
  2. El número de intentos.
  3. El aumento del peso respecto al último intento.
  4. El número de sorteo.

Primero se realiza la arrancada y después el dos tiempos. Para cada levantamiento se permiten tres intentos. La barra se cargará con el peso inicial más bajo que se ha inscrito en las tarjetas de competidor.

Los levantadores se ordenan por el peso de los intentos, de manera que va pasando continuamente del peso menor al mayor.

Si dos halterófilos van a levantar el mismo peso, el atleta con menos intentos completados será el primero en realizar ese levantamiento. En caso de que todas las condiciones sean iguales entre dos o más atletas, se seguirá el orden asignado por el sorteo durante la inscripción o el pesaje.

Cuando se llama a un levantador para realizar un levantamiento, éste dispondrá de un minuto para comenzar con su ejecución. Durante los primeros 30 segundos tiene la opción de cambiar el peso declarado en su intento hasta dos veces (90 segundos en caso de que se le llame a continuación de su propio levantamiento). De ahí pueden ocurrir varias situaciones:

  • Si este nuevo peso deja de ser el más bajo que se ha registrado y hay otro atleta en cuyo intento inicial va a levantar la carga que lleva puesta la barra, será llamado y dispondrá de un minuto para su ejecución.
  • Si el peso mínimo del siguiente intento no es el mismo, el peso de la barra se cambiará y se llamará al siguiente levantador, el cual dispondrá de un minuto.
  • Si el nuevo peso declarado sigue siendo el más bajo, el reloj se detendrá para cambiar la carga y se continúa cuando el mismo levantador termine de realizar su intento.

Después de completar el levantamiento en la plataforma, el atleta comunica a los jueces cuál va a ser la próxima carga a levantar. Se permite anunciar cualquier peso superior al anterior siempre que sea con un aumento mínimo de 2 kg después del primer intento y de 1 kg después del segundo intento.

Si no existen intentos declarados entre el levantamiento concluido y el siguiente intento anunciado por el levantador, ese mismo atleta continuará. En este caso dispondrá de dos minutos para realizar el siguiente levantamiento, que comenzarán una vez realizado el cambio de peso en la barra.

Es posible disminuir el peso del siguiente intento siempre que sea igual o mayor al que está cargado en la barra. Es decir, el peso puesto en la barra nunca puede disminuir. Esto quiere decir que para disminuir el peso de un intento hay que comunicarlo antes de ser llamado a la plataforma.

Este proceso de carga progresiva en los levantamientos continuará hasta que todos los levantadores hayan completado tres intentos de arrancada. Tras esta tanda, los atletas tienen 10 minutos de descanso antes de realizarse los dos tiempos.

Durante el descanso la barra se carga para realizar el primer intento de dos tiempos. De nuevo se repite el mismo proceso comentado para la arrancada.

Una vez completados todos los intentos, se sumará el mejor intento de arrancada con el de dos tiempos y así se obtendrá el total. En competiciones nacionales e internacionales se suelen conceder medallas a la mejor arrancada, al mejor dos tiempos y al mejor total en cada categoría de peso.

Categorías de edad

Existen ocho categorías de peso para hombres y siete para mujeres. El peso de cada categoría marca el límite superior máximo. Por ejemplo, un halterófilo que compite en la categoría de 85 kg puede pesar entre 77,01 y 85 kg. La categoría de superpesados (> 105 en hombres y > 75 en mujeres) no tiene límite superior.

Categorías de peso

Atuendo y equipamiento

A los competidores se les exige llevar puesto un maillot ceñido que no tape las rodillas ni los codos y no tenga cuello. Se pueden llevar otras prendas debajo como camisetas y pantalones cortos de licra, pero nunca deben cubrir las rodillas ni los codos.

Es muy común entre los atletas llevar una camiseta de manga corta debajo del maillot para tener una superficie más segura durante la recepción de la cargada, ya que el sudor de los hombros desnudos puede causar problemas.

Los cinturones no deben medir más de 120 mm de ancho y se deben llevar por fuera del maillot.

Los atletas deben calzar zapatillas de halterofilia. Éstas no deben medir más de 130 mm desde el final de la suela hasta el final de las zapatillas. No hay límite para la altura del talón ni restricciones sobre el material de fabricación. La suela no debe extenderse más de 5 mm por fuera de la zapatilla.

Los calcetines nunca llegarán a cubrir las rodillas ni tapar vendajes ilegales.

Se pueden llevar rodilleras o vendas de una pieza sin refuerzos en las rodillas y siempre que no midan más de 300 mm. Nunca podrán entrar en contacto con los calcetines abajo ni con el maillot arriba.

Se pueden llevar vendas en las muñecas de menos de 100 mm de ancho, al igual que tiritas o esparadrapo en las manos y los dedos.

No se podrán llevar vendas de tela ni esparadrapo en codos, muslos, espinillas y brazos. La única excepción es que las vendas sean puestas por el personal de la competición para cubrir hemorragias.

Intentos en competición

Para valorar los levantamientos tres jueces se situarán en distintos ángulos: uno directamente delante de la plataforma y los otros dos a cada lado. Después de cada actuación los jueces toman su decisión de considerarla válida o no.

En competiciones de gran relevancia el dictamen se realiza mediante un sistema de luces: la luz blanca significa que el levantamiento ha sido válido y la luz roja indica que ha sido nulo. En competiciones locales suelen utilizar una bandera blanca y otra roja, en vez de las luces. En ciertos casos el juez indica el resultado levantando o bajando el pulgar.

El atleta no puede dejar caer la carga hasta que suene un timbre, que no es más que la señal que indica que lo puede hacer. En algunas competiciones esa señal es dada de forma manual por el juez central. La señal no se dará hasta que el levantador esté en una posición erguida y con el peso bajo control. Si se deja caer la barra antes de la señal de bajada, el levantamiento será nulo.

En el siguiente enlace podrás acceder a un reportaje elaborado por TVE que trata sobre el desarrollo de un Campeonato de Europa de halterofilia: http://www.rtve.es/alacarta/videos/imagenes-del-deporte/xxxii-campeonatos-europa-halterofilia

BIBLIOGRAFÍA

Everett, G. (2015). Halterofilia. Guía completa para deportistas y entrenadores (1ª ed.). Barcelona: Paidotrobo.

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 1 votes